Skip to content

Mujeres Mojaneras en el Congreso de Restauración

Mujeres mojaneras, “El poder de la restauración”

Por: Juana Madariaga, Asopasfu y Narciza Miranda, Asofasan.

El cambio climático es uno de los desafíos que enfrentan las poblaciones de la Mojana, las condiciones de vulnerabilidad en que viven los habitantes de esta región, se ven reflejadas en los bajos índices de pobreza multidimensional, que empeoran como consecuencia de la pobre gestión de los fenómenos climáticos, y los ecosistemas no son ajenos a estas afectaciones.

En la Mojana, las mujeres son proveedoras de una parte importante del sustento familiar, se encargan del suministro del agua para la familia, el cuidado de las especies menores y garantizan en gran medida la seguridad alimentaria a través de sus patios productivos. Estos servicios, esenciales para garantizar un mínimo de bienestar, se ven afectado por el cambio climático y la destrucción de los humedales.

Ante esta compleja situación y conscientes de liderazgo, surge un grupo de mujeres que se dan a la tarea propiciar acciones de restauración de humedales, como una medida para conservar sus medios de vida y hacer frente al cambio climático.

La participación de las mujeres, en estas acciones, que, por sus características, parecieran destinadas a los hombres, comenzó a marcar pulsos importantes en el liderazgo y la organización comunitaria ya que el rol de la mujer se convirtió en factor determinante para la planificación y toma de decisiones en torno a los recursos naturales, económicos y la política del territorio. A partir de ello, las mujeres han desarrollado acciones de viverismo, monitoreo ecológico comunitario, planificación predial e implementación de acuerdos para la conservación y rehabilitación de ecosistemas de importancia estratégica, también han hecho una apuesta importante en desarrollar para sí mismas y para otras mujeres, estrategias apropiación del conocimiento, lo cual se convirtió en sello de sostenibilidad y cambio, al tiempo que iba sumando cada vez más personas en el proceso.

Acciones concretas, como las anteriormente mencionadas, convierten a la mujer Mojonera en un referente de resiliencia climática, en donde a partir del liderazgo, se ha dado todo un impulso en la transformación positiva del territorio, la economía rural y el posicionamiento de la conservación ambiental como pilar del desarrollo comunitario y la gobernanza territorial.

Esta reflexión fue compartida por las mujeres Mojaneras en el marco del Congreso Internacional de Restauración realizado del 12 al 16 de junio en Bogotá, Colombia.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *